QUE HACER ANTES, DURANTE Y DESPUES…

QUE HACER ANTES DE QUE OCURRA UN INCENDIO

Con su familia, planee dos rutas de escape de cada habitación de su hogar. Practique con su familia como escapar de cada habitación.

Asegúrese de que las ventanas no estén clavadas ni adheridas con pintura. Cerciórese de que las rejas de seguridad en las ventanas tengan un dispositivo de abertura de seguridad de manera que se puedan abrir desde el interior.

Considere tener escaleras de escape si su hogar tiene más de un piso y asegúrese de que las rejas o barras y otros mecanismos a prueba de ladrones que bloquean la entrada a las ventanas exteriores se puedan abrir desde adentro.

Enseñe a los miembros de su familia a mantenerse bajos en el piso (donde el aire es más seguro en un incendio) al escapar de un incendio.

Elija un lugar en el exterior de su hogar para que la familia se reúna después de escapar de un incendio.

Limpie las áreas de almacenamiento. No permita que basura tales como revistas y periódicos viejos se acumulen.

Inspeccione el cableado eléctrico de su hogar.

Inspeccione los cables de extensión para ver si están pelados o tienen alambres expuestos o enchufes flojos.

Los tomacorrientes deben tener placas y no deben tener ningún alambre expuesto.

Asegúrese de que los cables no estén tendidos por debajo de alfombras, sobre clavos o a lo largo de áreas de mucho tráfico, también que no estén roídos por los ratones.

No sobrecargue los cables de extensión ni los tomacorrientes. Si necesita enchufar dos o tres aparatos, obtenga una unidad aprobada por UL con disyuntores de circuitos incorporados para evitar chispas y cortocircuitos.

Haga que un electricista inspeccione el cableado eléctrico de su casa.

Nunca use gasolina ni otros componentes inflamables en el interior de su casa.

Almacene los líquidos inflamables en recipientes adecuados y en áreas de almacenamiento bien ventiladas.

Nunca fume cerca de líquidos inflamables.

Después del uso, deseche todos los trapos y materiales empapados en materiales inflamables de una manera segura.

Examine las fuentes de calefacción. Muchos incendios en las casas comienzan debido a estufas y hornos  están defectuosos.

Tenga cuidado al utilizar fuentes alternas de calefacción, tales como calentadores de leña, carbón y queroseno y calentadores eléctricos.

Verifique con los bomberos locales sobre la seguridad de utilizar calentadores de gas en su comunidad. Asegúrese de llenar los calentadores de gas afuera y después de que se hayan enfriado.

Coloque los calentadores por lo menos a tres pies de distancia de materiales inflamables. Asegúrese de que el piso y las paredes cercanas tengan el aislamiento adecuado.

Sólo use el tipo de combustible designado para su unidad y siga las instrucciones del fabricante.

Guarde las cenizas en un recipiente de metal y lejos de la residencia.

Mantenga las llamas abiertas alejadas de paredes, muebles, cortina y otros artículos inflamables.  Si usa chimenea mantenga una pantalla frente al fuego de la misma.

Mantenga los fósforos y encendedores en lugares altos fuera del alcance de los niños y, si es posibles, en un gabinete cerrado con llave.

No fume en la cama ni cuando esté soñoliento o medicado. Proporcione a los fumadores ceniceros fuertes y profundos. Las colillas de cigarrillos y tabacos apáguela bien antes de desecharlos.

Conozca dónde están ubicados los tanques de gas y la caja de fusibles de circuitos eléctricos y cómo cerrarlos en una emergencia.

Instale extintores de incendios tipo A-B-C en el hogar y enseñe a los miembros de su familia cómo usarlos. (Tipo A – para incendios de madera y papeles solamente; Tipo B – incendios de líquidos y grasa inflamables; Tipo C – incendios eléctricos; Tipo A-B-C – clasificado para todos los incendios y recomendado para uso en el hogar).

Si le es posible, considere instalar un sistema de rociadores automáticos para incendios en su hogar.

Pida a los bomberos que inspeccionen  su residencia para la seguridad y prevención de incendios.

Enseñe a los niños como reportar un incendio y cuándo llamar a los bomberos.

Para respaldar las reclamaciones de seguro en caso de un incendio, haga un inventario de su propiedad y sus pertenencias y mantenga la lista en un lugar separado. Las fotografías también son útiles.

QUE HACER DURANTE UN INCENDIO

Use agua o un extintor de incendios para apagar incendios pequeños. No intente apagar un incendio que se está descontrolando. Si no está seguro si puede controlarlo, saque a todos de la residencia y llame a los bomberos inmediatamente, mientras mas rápido mejor.

Nunca use agua para apagar un incendio eléctrico. Sólo use un extintor de incendios aprobado para incendios eléctricos.

Apague los incendios de aceite y grasa en la cocina con bicarbonato de soda o sal, o ponga una tapa sobre la llama si el fuego es dentro de una olla o sartén. No intente sacar la olla o sartén afuera.

Si su ropa se ha incendiado, deténgase, échese al suelo y ruede sobre el suelo hasta que el fuego se haya extinguido. Correr sólo hace que el fuego lo queme más rápidamente.

Nunca use la palma de su mano o los dedos para ver si algún objeto metálico esta caliente, use una toalla o cualquier objeto.

Si la puerta esta cerrada con llavines, ábrala a golpes con cualquier  objeto y cerciórese de que el incendio y/o el humo no estén bloqueando su ruta de escape. Si su ruta de escape está bloqueada, cierre la puerta inmediatamente y use una ruta de escape alterna, tal como una ventana. Si su ruta está despejada, salga inmediatamente por la puerta. Esté preparado para andar a gatas.

El humo y el calor tienden a subir. El aire está más claro y fresco cerca del piso.

Si la puerta es metálica y está tibia o caliente, no la abra. Escape a través de una ventana. Si no puede escapar, cuelgue una sábana blanca o de color claro fuera de la ventana para alertar a los bomberos que usted está allí.

Si tiene que salir a través del humo, agáchese y gatee sobre el piso bajo el humo hasta su salida – el humo denso y los gases venenosos se acumulan primero a lo largo del cielo raso.

Cierre las puertas tras usted a medida que escapa para demorar la propagación del incendio.

Una vez que esté seguro afuera, quédese afuera. Llame a los Bomberos.

QUE HACER DESPUES DE UN INCENDIO

Dé primeros auxilios según sea necesario. Llame a los Bomberos, enfríe y cubra las quemaduras para reducir la posibilidad de más lesiones o infección.

No entre a un edificio o vivienda dañado por un incendio a menos que las autoridades digan que puede hacerlo.

Si tiene que entrar a un edificio o vivienda dañada por un incendio, esté alerta al calor y el humo.

Si detecta cualquiera de los dos, salga inmediatamente.

Haga que un electricista inspeccione el cableado de su casa antes de encender la corriente de nuevo.

No intente volver a conectar ninguno de los servicios públicos usted mismo. Deje que los Bomberos y otras autoridades lo hagan.

Tenga cuidado con los daños estructurales. Los techos y los pisos pueden haberse debilitado y pueden necesitar repararse.

Comuníquese con el servicio de protección civil en caso de desastres, tales como la Cruz Roja, los Bomberos o la Defensa Civil si necesita albergue, alimentos o un lugar donde quedarse.

Haga una lista de los daños y las pérdidas. Las fotografías pueden ayudar.

Mantenga registros de los costos de limpieza y reparación. Los recibos son importantes tanto para las reclamaciones del seguro como de impuestos sobre ingresos.

No deseche ninguno de los artículos dañados hasta que se haya hecho un inventario oficial. Si tiene, su compañía de seguros toma en consideración todos los daños.

Si usted es un inquilino, comuníquese con el arrendador. Es responsabilidad del dueño evitar más pérdidas o daños en el lugar.

Asegure sus pertenencias personales si le quedan y trasládelas a otro lugar.

Deseche los alimentos, las bebidas y las medicinas que hayan estado expuestos al calor, el humo o el hollín. Los refrigeradores y congeladores que se dejan cerrados mantienen la temperatura interna por un breve tiempo. No intente volver a congelar los alimentos que se hayan descongelado.

Si tiene una caja fuerte, no intente abrirla, ya que puede mantener un calor intenso por varias horas. Si la puerta se abre antes de que la caja se haya enfriado, el contenido podría estallar en llamas.

Si el cuerpo de Bomberos le dice que la casa no es segura y usted tiene que abandonar su hogar:

Pídales a los vecinos que vigile la propiedad durante su ausencia.

Empaque los documentos de identificación, medicinas,  joyas, tarjetas de crédito, chequeras, pólizas de seguro y  demás cosas si puede encontrarlas y guárdela en un lugar seguro.

Los miembros de su familia son lo más importante, protegerla es una responsabilidad ante todo.

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 609 seguidores

%d personas les gusta esto: